El deputado suizo Büchel ve los corruptos al sur
4. September 2015
Erschienen in: El Mundo

www.elmundo.es/deportes/2015/09/04/55e8e3d8268e3e63308b459f.html

Büchel, el diputado suizo que sólo ve corruptos al Sur

  • Cita a Samaranch, Nebiolo y Acosta como "origen" de malas artes

  • Sólo se acordó de su compatriota Blatter en su segundo turno, durante unas jornadas en Ginebra sobre seguridad en el deporte

  • La mayoría de representantes de los gobiernos exigen, en Ginebra, mayor intervencionismo

Cuando Miguel Cardenal subió al estrado, había escuchado mucho más de lo que públicamente cree que debe decir. "La autonomía jurídica ha permitido al deporte tener un escudo para esconder la basura", había dicho el danés Jens Sejer Andersen, en la primera mesa organizada por el Centro Internacional para la Seguridad en el Deporte (ICSS), en Ginebra.

"No podemos dejar de nombrar a los responsables de todo lo que está pasando, al origen de esta corrupción. Son Juan Antonio Samaranch, Primo Nebiolo [ex presidente de la Federación Internacional de Atletismo] o Rubén Acosta [ex presidente de la Federación Internacional de Voleibol]... No es casualidad que todos procedan del sur de Europa o de Sudamérica", manifestó el diputado suizo Roland Büchel. Joseph Blatter, al que omitió en esta primera relación, es suizo. Debió ser un lapsus. Más tarde lo mencionó. Cardenal, sonriente, atendía.

En su turno, el secretario de Estado español empezó por decir a sus colegas que "ninguno de ustedes ha tenido tantas acusaciones por atentar contra la autonomía del deporte como yo. Me han denunciado varias veces por injerencias". "Una de ellas -prosiguió- ha sido porque hicimos una directiva para que las federaciones nacionales tuvieran al menos tres mujeres en su directiva. Pues bien, la Federación Española de Fútbol, que tiene una mujer entre sus 70 directivos, no lo admitió". En ninguna de sus alusiones pronunció el nombre de Ángel Villar. Tampoco cuando dijo: "Me escandaliza que los federados del fútbol de mi país no tengan el informe García" (sobre la corrupción en la FIFA). No era necesario.

Utilización política

A pesar de ello, el secretario de Estado fue más equilibrado que sus colegas: "La autonomía del deporte es necesaria, porque no todo el mundo es Suiza o Europa, y hay lugares donde el deporte es utilizado políticamente". "En España tuvimos una dictadura que lo hizo e, incluso, hemos visto últimamente que se ha querido hacer", añadió.

Sin citarlo, era fácil adivinar que se refería a la escalada nacionalista en Cataluña. "Pero esa autonomía -prosiguió- debe encontrar otros modelos para legitimarse, porque las estructuras creadas actualmente sólo están para proteger el cargo, el poder. Hay enormes carencias democráticas en las organizaciones deportivas. Es una democracia clientelar. Las designaciones en el Comité Olímpico Internacional (COI) tampoco obedecen a principios democráticos". La autonomía, sin embargo, no significa la no intervención: "Nadie imagina que la justicia no hubiera actuado en los casos de pederastia de la Iglesia, que también tiene autonomía jurídica".

Los representantes políticos del Reino Unido fueron especialmente duros con el blindaje que las federaciones encuentran en su derecho privado. "No podemos dejar solo al deporte, porque invade muchos otros campos que son del Estado, como la seguridad, la sanidad... ¡Ni es tan único, ni tan especial!", clamó Sir Ian Kennedy.

El suizo Büchel añadió que el presunto refugio que habían encontrado las grandes organizaciones en Suiza, se ha acabado: "La corrupción privada va a ser un delito en este país, porque en unos días se va a cambiar el Código Penal". "Las autoridades suizas hacen su trabajo, más cuidadosamente que las de Estados Unidos, pero lo hacen", manifestó, en referencia al caso FIFA.

Necesidad de auditores externos

"¿Cómo es posible que en el segundo Comité de Reforma Independiente de la FIFA, el que tiene que dar una solución a lo que pasa, esté François Carrard, que ha pertenecido al Comité Olímpico Internacional?" se preguntó Andersen. "No sé si es o no corrupto, pero forma parte de la misma familia y lo que se necesita son auditores externos", añadió.

No fue la única idea lanzada en las jornadas organizadas por el ICSS, organismo presidido por el qatarí Mohamed Hanzab. Exigir que las federaciones publiquen sus cuentas en internet, que sean públicas, o crear un organismo regulador internacional contra la corrupción fueron otras de las medidas sugeridas. Diez de las 35 federaciones olímpicas internacionales cuelgan sus cuentas en la Red. Una de ellas es la FIFA. El espacio de ese organismo regulador internacional es el que pretende ocupar el ICSS, bajo la dualidad de vigilar la integridad del deporte en el mundo con capital de un país señalado por no respetar los derechos humanos.

 

Nach Oben

 © Roland Rino Büchel Realisiert durch RightSight.ch